Sobre

nosotras

Somos madre e hija, creadoras de esta encantadora tienda ubicada físicamente en Mallorca. Nos sentimos muy afortunadas de trabajar enfrente del mar y de disfrutar del ambiente cálido y relajado que ser respira en el paseo peatonal en done se ubica S’ESCAR .

S’Escar de Sant Elm

S’ESCAR, nuestra encantadora boutique, nace en Mallorca en 2018 para mujeres de cualquier edad con espíritu joven que quieran sumar elegancia y sencillez a su belleza natural.

Mujeres a las que les encanta el estilo mediterráneo (#femsescar). Enamoradas de los vestidos frescos y femeninos, del calzado ligero – cuñas de esparto, cómodas sandalias – de biquinis y bañadores de calidad, joyería fina artesanal, bolsos de piel, algodón o lino 100%, además de otros complementos.  También contamos con decoración y artesanía de Mallorca para el hogar.

Madre e hija ponemos en marcha este bonito proyecto después de muchos años colaborando en el mundo de la moda.  Decidimos crear nuestra tienda muy cerca del mar, en Sant Elm (#visitsantelm); antiguo pueblo de pescadores rodeado de aguas turquesas al suroeste de Mallorca justo en frente de la mágica Isla Sa Dragonera.

S’ESCAR está rodeada de muy buenos restaurantes y en el mismo camino peatonal que os permitirá gozar de la agradable brisa del mar mientras nos vistáis.

En S’ESCAR Sant Elm encontrarás una bonita y cuidada selección de artículos que hará de tu visita una experiencia inolvidable.

En www.sescar.es, tienda online, podrás encontrar muchos de nuestros artículos cuando no puedas visitarnos en Mallorca.

Con la creación de nuestra web queremos llegar ahí donde estés y estar cada vez más cerca de ti.

Somos parte de la bonita experiencia que el pueblo Sant Elm ofrece a sus visitantes

— Mercedes & Merche

Hemos llamado S’ESCAR a nuestra tienda en honor a todas esas cuevitas de la costa del Mediterráneo que fueron creadas por el hombre para guardar sus barcas. Porque nuestra tienda, aunque no fue un escar a pie de mar, sí que fue una cuevita donde un abuelo pescador guardaba, arreglaba sus barcas y tejía sus redes.

Hoy, nuestra bonita tienda.